Impresoras de inyección de tinta Vs impresoras láser: ¿Cuál debería elegir?

Cuando compre una nueva impresora, tendrá muchas opciones. Muchas marcas diferentes ofrecen una amplia gama de productos con sus características y cualidades únicas. Sin embargo, cada impresora tiene una de dos configuraciones básicas: inyección de tinta o láser.

El debate entre las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser es siempre un tema que se plantea cuando se compra una nueva impresora. Algunas personas tienen sus preferencias, mientras que otras no tienen idea de lo que es correcto para ellos y su negocio.

Sin la orientación adecuada, es fácil sentirse abrumado cuando se comparan las opciones. La verdad es que la búsqueda de la impresora adecuada puede simplificarse con algunas preguntas fundamentales que debe hacerse antes de sumergirse en la gama de opciones.

Tomarse unos minutos para considerar sus necesidades y las necesidades de su negocio puede ahorrarle mucho tiempo al comprar y comparar opciones.

Impresoras de inyección de tinta frente a impresoras láser: ¿Cuál es la diferencia?

En primer lugar, es importante entender la diferencia entre una impresora de inyección de tinta y una impresora láser. En última instancia, ambas impresoras se encargan de imprimir la imagen o documento de la pantalla de su ordenador en una hoja de papel. Si bien la tarea principal puede ser la misma, ambos tipos de impresoras hacen el trabajo de manera un poco diferente.

Una impresora de inyección de tinta, como su nombre indica, utiliza tinta a base de agua para recrear una imagen sobre papel. La impresora utiliza pequeñas gotas de tinta aplicadas directamente al papel para realizar el trabajo. Una impresora láser utiliza un láser combinado con tóner en polvo para imprimir imágenes y documentos. El láser carga el papel que luego atrae el tóner en polvo.

Las primeras impresoras láser eran prohibitivamente caras y muy grandes en comparación con las impresoras de inyección de tinta. Sin embargo, la brecha tanto en tamaño como en precio se ha cerrado en los últimos años.

Sentados en su oficina, estas dos piezas de tecnología pueden parecer similares. La verdad es que tienen tantas diferencias como similitudes. Entonces, ¿cuál es el adecuado para las necesidades de su negocio?

Elegir una impresora de inyección de tinta: Ventajas y desventajas

Hay varias razones por las que alguien querría considerar una impresora de inyección de tinta sobre una impresora láser. Una de las principales razones por las que la inyección de tinta es la opción correcta para algunas empresas es el tipo de impresión que están realizando.

La tinta líquida es mucho mejor para imprimir imágenes de alta calidad. Si su oficina crea presentaciones brillantes y coloridas con imágenes e infografías para ofrecer a sus clientes, entonces una impresora de inyección de tinta va a dar los mejores resultados.

Las impresoras de inyección de tinta también son más versátiles en cuanto al medio de impresión que pueden utilizar. Hay muchos estilos y tipos de papel diferentes en los que una impresora de inyección de tinta puede imprimir. Por ejemplo, las impresoras de inyección de tinta pueden utilizar papel brillante, papel artístico texturizado o incluso telas (dependiendo de la configuración de su dispositivo).

Sin embargo, las impresoras de inyección de tinta no están exentas de sus desventajas. En general, los cartuchos de tinta de inyección de tinta son mucho más caros que los cartuchos de tóner. Si necesita realizar impresiones de gran volumen que no requieran colores vibrantes o imágenes detalladas, entonces, a pesar del menor coste inicial, una impresora de inyección de tinta resultará ser más costosa con el paso del tiempo en comparación con una impresora láser.

Elegir una impresora láser: Ventajas y desventajas

A diferencia de una impresora de inyección de tinta, una impresora láser no es ideal para imprimir imágenes coloridas y detalladas. En cambio, las impresoras láser funcionan mejor en un entorno en el que la mayor parte de la impresión consiste en documentos de texto. El detalle fino de las impresoras láser crea un texto nítido y limpio.

Si usted encuentra que la mayoría de las impresiones hechas en su oficina son hojas de cálculo y documentos, entonces una impresora láser puede ser la mejor opción para su negocio. Además, las impresoras láser tienden a costar menos por página en comparación con las impresoras de inyección de tinta a mayores volúmenes de impresión.

Sin embargo, una impresora láser tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, ciertos tipos de papel, como el papel termosensible, no se pueden utilizar en una impresora láser. El costo inicial de una impresora láser es también más alto que el de una impresora de inyección de tinta comparable, lo que podría causar una sorpresa inicial para los compradores de bajo presupuesto.

¿Qué impresora es la adecuada para usted?

Aunque no hay una respuesta correcta a la pregunta de si comprar una impresora láser o de inyección de tinta, esperamos que este artículo haya arrojado alguna luz sobre cuál es la mejor opción para su situación específica.

En última instancia, todo se reduce a lo que va a imprimir y a la cantidad de impresiones que espera hacer. Si usted puede responder a estas dos preguntas, entonces usted puede hacer su compra con total confianza!

Tan importante como elegir la impresora adecuada es después darla el correcto mantenimiento, para ello puedes leer nuestro articulo sobre como mantener la impresora correctamente.

Anuncios

Mantenimiento de una impresora

Mantenimiento de la impresoraEs conocido por todos y cada uno que algo que influye mucho en la duración de una aparato es el mantenimiento que se le haya dado, en las impresoras no es diferente. De ahí que para lograr que nuestras impresoras, equipos multifunción,etc dure lo que debe de perdurar es esencial que se le dé el empleo y mantenimiento conveniente.

Para hacerlos las cosas más simples os traigo una serie de consejos a proseguir para cuidar nuestras máquinas y estén listas siempre y en toda circunstancia que precisemos imprimir.

Es esencial emplear unos consumibles de calidad, hay cartuchos o bien toners que por usar malas calidades ensucian más de la cuenta, por este motivo debemos huir de ellos. Esto no implica tener que dejar de usar consumibles compatibles, sencillamente debemos de utilizarlos de buena calidad.

 

Los cartuchos de tinta si no se imprime en periodos largos de tiempo se pueden secar, de ahí que es mejor imprimir de cuando en cuando si bien no se precise el documento.

 

Es esencial mantener limpios los rodillos que arrastran el papel, en tanto que evitaremos posibles atascos. Con el empleo se marcha quedando polvo producido por el propio papel y si los limpiamos con un harapo de algodón y un tanto de alcohol nos quitamos de futuros inconvenientes.

 

En en el caso de que se produzca un atasco de papel es esencial tener sumo cuidado al sacar el papel, pegar tirones solo empeora las cosas y genera nuevas averías. Siempre y en toda circunstancia hay que buscar si se puede abrir por alguna trampilla y sino más bien tirar suavemente con una fuerza incesante.

 

Si la impresora va a estar parada a lo largo de un gran periodo de tiempo, es una costumbre buena apagarla absolutamente hasta el instante en que la volvamos a precisar. La única escusa para no hacer esto es que el equipo contenga fax en cuyo caso este consejo no lo podréis llevar a cabo si quieres continuar recibiendo faxes. Mas si no teneis fax ya sabeis el único aparato eléctrico que no consume es el que esta apagado.

 

Si queréis conocer más consejos buenos para el empleo de vuestras impresiones os aconsejo el weblog consejos para el empleo de mi impresora.

Toner como funciona?

Impresora LaserLa impresión del toner se fundamenta en la electricidad estática, merced a ella puede llevar a cabo el próximo proceso:

Funcionamiento de un toner: A medida que el tubo fotosensible gira, sobre su superficie se forma la imagen a imprimir a través de puntos electropositivos, merced a la acción de un haz de luz láser. Estos puntos electropositivos atraen las partículas de toner electronegativas, apareciendo de esta manera sobre la superficie de dicho tubo la imagen a imprimir formado por los puntos negros de toner negativos adheridos.

El papel en el que se imprimirá es cargado con carga positiva, y pasa al lado del tubo conforme éste gira. De esta forma atrae los puntos con toner electronegativo adheridos al tubo, pasando la imagen del tubo al papel. Después, el toner adherido al papel es derretido por calor, a fin de que quede fijado al papel.

Este proceso se conoce como “impresión láser“, si bien asimismo se emplean otros medios para generar exactamente el mismo efecto que un haz de luz láser, usando diodos lumínicos (Led) o bien con cristal líquido (LCS).

Mientras que las impresoras de matriciales de agujas o bien las de chorro de tinta imprimen sobre el papel de línea on-line, conforme el cabezal recorre cada una, las impresoras electrostáticas producen (tras más o bien menos tres vueltas del tubo) una página completa, con lo que la impresión en laser es más veloz.

Como marcha una impresora laser: Las impresoras láser se fundamentan en el sistema de impresión de las fotocopiadoras. En éstas, desde la imagen en papel a fotocopiar alumbrada por una potente lámpara, se forma una imagen electrostática en la superficie fotosensible (de material conductor fotografía-orgánico o bien selenio) de un tubo. Ello se debe a que la superficie del tubo convierte la imagen óptica -generada por la luz reflejada por la imagen a copiar, que incide enfocada sobre el tubo- en su equivalente electrostático, al como se adhiere el toner, por estar constituido por partículas de carga eléctrica contraria a la de dicha imagen electrostática.

En una impresora láser no se posee, como en una fotocopiadora, una imagen original en papel, sino más bien que ésta existe como una matriz ordenada de unos y ceros a imprimir, en la memoria de la impresora. Si se imprime en blanco y negro, un uno hace que el microprocesador que gobierna la impresora encienda el haz láser que barre la superficie del tubo. Al incidir el haz en un punto de dicha superficie, este pasa a ser un punto con carga positiva, sobre el que se adherirán partículas de toner negativo. Los ceros no encienden el haz, resultando puntos sobre los que no se adherirá el toner, que entonces serán puntos blancos en el papel.